Una de las discusiones del momento en el circuito del tenis relacionada con el reloj de los 25 segundos. Se trata del tiempo reglamentario que tienen los tenistas para jugar hacer el servicio y comenzar el punto siguiente una vez que concluyó el anterior.  La novedad es que ahora, como sucede en otros torneos, el reloj de 25 segundos para el servicio estará a la vista de los espectadores.

Se trata del uso manifiesto de una regla ya vigente en el tenis, pero de escasa aplicación hasta ahora. Rafael Nadal tiene fama de tomarse 28 segundos o más para volver a la acción. Ya no sucederá. Al poner a la vista el reloj, el tenis asume que el incumplimiento de los jugadores al tiempo señalado, implicará sanciones progresivas. No todos los jugadores están a gusto con las reglas. US Open la venía aplicando en sus cuadros de clasificación y en juniors. Ahora la suma para los profesionales.

Durante el torneo de Connecticut de la WTA, varias jugadores animaron un video donde explican la regla y las consecuencias que puede tener. Se centra, casi, en la figura de la checa Petra Kvitova que suele tomarse demasiado tiempo entre un servicio y otro y las dificultades que puede tener ante la rigidez de su aplicación. El ingenio y el humor puesto para comunicarle a los fanáticos como funcionará una regla, es todo un hallazgo por la dedicación y el interés que presenta para conectar con la audiencia a la que va dirigido el mensaje (ver tweet).

El uso del reloj de 25 segundos se suma al acortamiento de los tiempos previos al inicio del juego. Los jueces estarán menos tolerantes con las largas pausas que los jugadores suelen tomarse entre el sorteo inicial, el peloteo introductorio y el momento en que son convocados a jugar. Terminar con los momentos de inacción es una dura tarea que tiene el tenis para acelerar su propuesta.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn