“Ingrese al mundo de Wimbledon en 1980. Únase a nosotros en una experiencia inmersiva mientras le damos vida a los Campeonatos de Borg, McEnroe, Cawley, Evert y Connors. Regrese en el tiempo a una era en la que una videograbadora causaba furor y Pac-Man acababa de salir. Fila y Tacchini, Wilson y Dunlop, Xanadu y Don’t Stop Me Now…” La cuenta regresiva para una nueva edición del Abierto de Wimbledon llega con esta propuesta de retorno a un pasado que ya tiene casi 40 años.

 

 

Wimbledon Rematch se llama la experiencia organizada por el torneo para sumergirse en la atmósfera que tenía el campeonato y la vida cotidiana en 1980. El evento se concentrará en tres días (28, 29 y 30 de junio) en el Troubadour Wembley Park Theatre de Londres y la propuesta es generar un espacio donde todo será como en esa época. Se podrá ver en proyecciones 3D las alternativas de la final Bog-McEnroe en una filmación de 70 minutos, habrá comida callejera según lo que se consumía en esos tiempos y el “dress code” será el de esos días. Todo el evento se construye sobre una mezcla de imágenes de transmisión, actores en vivo, proyecciones y accesorios de época, con experiencias interactivas multisensoriales a lo largo de cuatro horas.

La creación de esta experiencia va en línea con la perspectiva que siempre tuvo el campeonato en su combinación de tradición e innovación: Wimbledon está lanza en esta semana previa una nueva campaña de marketing multimedia  titulada #JoinTheStory, que vincula momentos históricos de la historia del torneo con los momentos culturales más importantes que sucedían en ese lapso, como por ejemplo cuando Steffi Graf ganó el título femenino de 1991 y sucedía la caída del Muro de Berlín en el mismo año. También habrá una miniserie como parte de la campaña con jugadores como Graf, Borg, McEnroe, Billie Jean King y Andy Murray que compartirán en todos los canales digitales y sociales de Wimbledon. La idea también es que los fanáticos puedan crear sus propias historias usando ese contenido.

El punto fuerte de la exhibición, según contaron los organizadores, se apoya en la icónica final jugada por Bjorn Borg y John McEnroe (que incluso fue material para la realización de una película) y que en Wimbledon Rematch derivará en proyecciones 3D de 70 minutos de duración, donde habrá actores que interactuarán con la filmación y animarán el espectáculo multimedia de la muestra.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn