Wimbledon sigue fiel a IBM. Ese es el primer dato. El Grand Slam de tenis profundiza su alianza con la compañía luego de que Australian Open y Roland Garros decidieran emprender sus propios caminos en la generación y recolección de datos del juego. La continuidad de Wimbledon con IBM es estratégica por dos motivos: los desarrollos con Inteligencia Artificial y el uso que hace el torneo de las estadísticas para producir contenidos atractivos y mejorar su fan engagement.

IBM sacará otra vez a la cancha a Watson, su poderosa herramienta de inteligencia artificial. Reproducirá en Wimbledon una experiencia ya inaugurada en US Open, el otro torneo de Grand Slam con el que mantiene su relación: producirá compactos de partidos de manera automática. Watson tomará en cuenta los datos del juego, las reacciones emocionales de los jugadores (cómo celebran, si aprietan un puño, si saltan) y hará una escucha de las manifestaciones de la multitud para editar un video de entre cinco y diez minutos de duración.

The Search for Greatness

Ese algoritmo estará en funcionamiento en las seis canchas principales del torneo y el contenido generado se subirá también automáticamente al sitio oficial y a las redes sociales de Wimbledon.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn